DR. MARTENS

Botas, botines y zapatos Dr Martens para hombre

El atractivo de Dr. Martens apela a aquellas personas que tienen un estilo propio pero que comparten un espíritu común: aquellos personajes auténticos que representan algo. Personas que poseen un orgulloso sentido de autoexpresión. Gente que es diferente.

A nivel estético, las sencillas siluetas de Dr. Martens permiten a sus usuarios adoptar y adaptar las botas y los zapatos de la marca como parte de su propio estilo individual y distintivo. A nivel práctico, su famosa durabilidad y comodidad los hacen ideales para el mundo de los conciertos y la moda callejera, haciendo que las botas de Dr. Martens sean un aliado de por vida. Y, finalmente, a nivel emocional, son una insignia de actitud y empoderamiento.

El calzado se caracteriza por su exclusiva suspensión neumática, caracterizada por suelas con amortiguación de aire (apodadas Bouncing Soles, algo así como “suelas rebotantes”), desarrolladas por el doctor alemán Klaus Martens en los años 40 del siglo pasado.

En 1945, el Dr. Maertens, un soldado de 25 años de edad, mientras se recuperaba de una fractura de pie, creó una suela acolchada con aire (en lugar de la suela tradicional de cuero duro) para ayudar a su recuperación. Utilizando una horma y una aguja, Maertens hizo un prototipo de zapato y se lo mostró a un viejo amigo universitario e ingeniero mecánico, el Dr. Herbert Funk. Los dos se asociaron, y usando suministros militares en desuso empezaron a producir sus zapatos. En 1947 comenzaron la producción formal, y rápidamente en los años 50 las ventas se dispararon.

En 1960 la empresa de calzados inglesa R. Griggs Group Ltd. compró los derechos y empezó a comercializar las botas en el Reino Unido, creando por primera vez el clásico modelo 1460 de ocho ojales. Las botas fueron marcadas con el nombre de ‘Airwair’ y se completaron con un lazo en el talón negro y amarillo con el nombre de la marca y el eslogan «With Bouncing Soles» (basado en la propia letra de Bill Grigg).

Durante esta década en la que nació la bota Dr. Martens como la conocemos hoy en día, se produjeron cambios sin precedentes en la sociedad occidental: nuevas ideas, agitación cultural y, finalmente, una revolución social. Esta atmósfera radical también fue testigo de una moda extravagante y a menudo exótica. A pesar de que las Dr. Martens empezaran como botas de trabajo, a finales de los años 60 los skinheads las adoptaron como su sello de identidad. A mediados de los 70, las botas Dr. Martens fueron populares entre las estrellas británicas del punk y del rock como Sex Pistols, The Clash, y en general, en todo el movimiento punk y otras subculturas juveniles. Posteriormente se hicieron populares también en el Movimiento Grunge originado en Estados Unidos, con artistas como Kurt Cobain o Eddie Vedder.

No products in the cart.